Una verdadera crisis económica y social vive la capital del Catatumbo a raíz de las equivocadas decisiones y nefastas políticas que viene implementando el presidente de Ecopetrol S.A Juan Carlos Echeverry desde su llegada a la empresa, como son el cierre y entrega de campos de producción y la enajenación de activos a multinacionales y/o empresas de capital privado; para la Union Sindical Obrera de la Industria del petróleo es claro que estas políticas no fortalecen a Ecopetrol S.A, por el contrario es un atentado a su futuro.


El abandono del proyecto Tibú, recortes de presupuestos y la optimización de recursos por parte de la administración de Ecopetrol S.A, ha hecho que la empresa realice actividades propias y permanentes de la industria del petróleo con personal directo que antes desarrollaba con terceros (toma de caudales en línea de inyección, registros de sonolog y dinagramas a pozos productores, reparación de bombas de subsuelo etc.); dando la razón a este sindicato, que ha dicho en diferentes escenarios y espacios desde tiempo atrás que la operación directa es más eficiente y rentable que generar jugosos contratos que terminan con sobrecostos facilitando la corrupción; razón por la cual exigimos la operación directa de todas las actividades; más aquellas que realizan terceros usufructuando las instalaciones y equipos propios como los de reacondicionamiento de pozos y/o equipos de varilleo (equipos de Work-over propiedad de Ecopetrol S.A.) los cuales en Tibú son operados por un intermediario que por el hecho de suministrar el recurso humano, obtiene una ganancia por la administración de los mismos, contribuyendo al detrimento del patrimonio público. Esta misma practica pretende imponerla en el hospital acabado de construir en predios de Ecopetrol S.A con recursos propios que superaron los once mil millones de pesos ($11.000.000.000), sin contar con los equipos y mobiliarios que también serían entregados a una IPS, en una licitación cerrada sin importar lo pactado en el Art. 35 de la C.C.T.V (convención colectiva de trabajo vigente) el cual contempla que Ecopetrol S.A mantendrá los servicios médicos de manera directa e integral.

La contraloría debe revisar los malos manejos y posibles sobrecostos en el proyecto Tibú, toda vez que algunas obras quedaron inconclusas y se adquirieron equipos nuevos (sin uso alguno) que valen millones de dólares, los cuales se encuentran a la intemperie sin la preservación necesaria con un futuro incierto. De otra parte la administración nunca aceptó construir un tramo aproximado de 1.3 km y otro de 2.7 km en tubería de 4” o 6” para conectarnos al Oleoducto Caño Limón- Coveñas desde Rio Zulia y Tibú respectivamente; así ahorrarnos lo que se le pagaba a Oleoductos del Norte por el servicio de transporte a través de un tubo obsoleto que por estar a la vista facilitaba los ilícitos, a tal punto que la misma administración decidió sacar la producción diaria en Carrotanques, aumentando el transporte del barril en un 100 % todo esto hace que el levantamiento del barril sea más costoso.

La administración quiere aprovechar el precio actual del petróleo para imponer sus políticas, desmejorar condiciones y derechos laborales cargando a los trabajadores la responsabilidad de las malas decisiones administrativas y salir de la clase trabajadora entregando y/o vendiendo los campos de producción a multinacionales o empresas de capital privado nacional.

LO QUE SIGNIFICARÍA QUE ECOPETROL S.A NO SIGUIERA OPERANDO LOS CAMPOS TIBÚ, RIO ZULIA Y ARAUCA

La administración de Ecopetrol S.A. plantea enajenar varios campos, entre esos de esta gerencia: Campo Arauca (Saravena), Campo Río Zulia (Cúcuta) y Campo Tibú; lo cual sería una gran equivocación con consecuencias nefastas para las regiones y en Tibú de forma específica:

► DESEMPLEO: Históricamente la principal fuente de empleo en nuestro municipio, ha sido la que ha generado Ecopetrol S.A y al desaparecer de la región se engrosarían las estadísticas de desempleo en estas zonas de influencia petrolera, generando más pobreza y menos oportunidades (Con el abandono del proyecto Tibú se perdieron más de 800 empleos y por ende el sustento de sus familias); aumentando la informalidad, ilegalidad, prácticas delictivas y en algunos casos podrían engrosar las filas de los grupos al margen de la ley, siendo contradictorio con los procesos de PAZ que está negociando el gobierno.

► ECONOMÍA: Los medianos y pequeños empresarios de la región y el comercio en general hicieron una gran inversión económica, endeudándose financieramente para cumplir técnica y competitivamente con las condiciones, normas y estándares de calidad para atender las necesidades del proyecto Tibú, socializado y suspendido por Ecopetrol S.A, convirtiéndose en un sueño fugaz que los ha venido arrastrando a la quiebra. Situación similar sufren los compañeros desempleados y despedidos que no han tenido con que pagar los préstamos que hicieron para adquirir vivienda.

► AFECTACIÓN A LA EDUCACIÓN: El colegio de Ecopetrol S.A Instituto Diversificado Domingo Savio (I.D.D.S) administrado por la comunidad salesiana, no tendría con que financiarse perjudicando aproximadamente a 400 estudiantes entre hijos de trabajadores directos de Ecopetrol S.A y demás población. El colegio es sostenido por Ecopetrol S.A gracias a un derecho convencional pactado en el Art. 29 de la C.C.T.V (Convención Colectiva de Trabajo Vigente).

► AFECTACIÓN A LA SALUD: La infraestructura y los equipos del hospital de Ecopetrol S.A Tibu, estarían a cargo de un tercero (IPS) exponiendo a los usuarios a las debilidades que presenta el sistema general de servicio de salud nacional.

► COMPROMISOS INSTITUCIONALES: Se afectarían las regalías y la responsabilidad de Ecopetrol S.A que tiene carácter mayoritario estatal, no tendría ningún convenio interinstitucional ni municipal para seguir desarrollando proyectos de inversión para el municipio que generan desarrollo y bienestar social.

► RESPONSABILIDAD SOCIAL: Las diferentes empresas en su mayoría no han dejado ningún aporte social, económico y de bienestar como si lo ha hecho Ecopetrol S.A a través de la historia en los diferentes municipios. FUNDESCAT desaparecería para siempre de la región.

► CULTURA Y RECREACIÓN: Ecopetrol S.A es el dueño y responsable del sostenimiento del Club Barco, según el Art. 28 de la C.C.T.V, único espacio de esparcimiento y recreación que tiene el municipio que cuenta con piscinas. Este centro recreacional sería cerrado y abandonado al no tener Ecopetrol S.A empleados convencionales en Tibú y el club dejaría de estar al servicio de toda la comunidad.

► CONDICIONES LABORALES: Cuando estuvo PETROBRAS como socio estratégico en el contrato de crudo incremental, Ecopetrol S.A decidió que se pagara a la mayoría de trabajadores contratistas salario mínimo legal incluyendo labores propias y permanentes de la industria del petróleo. Empresas contratistas y subcontratistas violaron la jornada máxima legal, pagos convencionales, tablas salariales e implementaron otras prácticas que van contra la ley laboral colombiana. Estos problemas se sumarían a los actuales, donde varias empresas contratistas se han ido de la región sin pagarles a proveedores locales y a trabajadores desamparados por accidentes o problemas de salud a los cuales les dicen que no tienen para pagarles el salario pero si les ofrecen dinero a cambio de renunciar a su contrato laboral.

Hacemos un llamado al gobernador del departamento, defensor del pueblo, alcalde municipal, personero, concejo, y demás autoridades públicas, eclesiásticas y civiles de la ciudad de Cúcuta y Tibú, asociaciones, jubilados, trabajadores, sectores políticos, sociales, estudiantiles, sindicales, indígenas, comerciantes, opinión pública en general y comunidades a organizarnos para defender la estabilidad y permanencia Ecopetrol S.A. en el Catatumbo y Norte de Santander como patrimonio público y eje principal de la economía de la región; por tal motivo los esperamos al primer encuentro por la defensa de Ecopetrol S.A este 26 de Febrero de 2016 en las instalaciones del club Barco a las 8:30 a.m., bajo el lema nacional “UNIDOS POR ECOPETROL…..DEFIENDE LO QUE ES TUYO” y el regional ÉL QUE NO QUIERE A ECOPETROL…NO ES TIBUYANO NI COLOMBIANO

CAMPOS TIBÚ, RIO ZULIA, ARAUCA…NO SE VENDEN
CAMPOS TIBÚ, RIO ZULIA, ARAUCA…NO SE ENTREGAN
SE DEFIENDEN
EN LOS CAMPOS TIBÚ, RIO ZULIA, ARAUCA…NO SON BIENVENIDOS LOS SOCIOS ESTRATÉGICOS
VIVA LA UNIÓN SINDICAL OBRERA…VIVA…VIVA…VIVA

Redactó: Junta Directiva U.S.O Tibú Febrero 8 de 2016