El teletrabajo cada día se implementa en más empresas, en especial, luego del tiempo que hemos experimentado una serie de cambios que nos obligó a implementar la cuarentena por covid-19, entre ellos, el cumplimiento de actividades laborales desde casa.

Su relevancia ha sido tal en España, que se ha creado un Real Decreto al respecto, continúa leyendo para conocer más detalles.

¿Qué es la ley de teletrabajo?

Su nombre oficial es Ley de trabajo a distancia, está avalado bajo el Real Decreto 28/2020, y define el teletrabajo como aquellas actividades laborales relacionadas con una determinada organización realizadas por un empleado, pero fuera de la oficina.

Vale destacar, que no existe obligatoriedad en el ejercicio de esta modalidad de trabajo, debe ser de común acuerdo entre ambas partes, sin embargo, al optar por el teletrabajo, requiere de un contrato escrito, en caso contrario, podría haber sanciones.

Aspectos relevantes acerca de la Ley de Teletrabajo

El tiempo de trabajo a distancia

El tiempo que estipula la ley para aquellos contratos generales de teletrabajo, es del 30% de la jornada, en otras palabras, en una semana de 5 días laborales, el empleado trabajará de forma remota un lapso máximo de un día y medio.

Por otra parte, los becarios, contratos en prácticas y jóvenes mejores a 18 años, este tiempo se extiende hasta 50% de su jornada laboral.

Horario de trabajo

La ley es clara en cuanto a las condiciones de flexibilidad horaria, no obstante, existe la posibilidad de que la empresa fije franjas horarias como tiempos de disponibilidad. Muy diferente a los servicios de algunos profesionales, por ejemplo el cerrajero, que está disponible las 24 horas del día.

Es decir, que el trabajador cumpla su jornada dentro de alguno de los tiempos de disponibilidad establecidos por la empresa.

Por otra parte, debido a que el trabajo remoto puede hacer difícil definir un límite entre la vida laboral y la personal, la ley establece el derecho a la desconexión digital, fuera de la jornada estipulada para el cumplimiento de sus labores.

De igual manera, las empresas están en la libertad de implementar el uso de cualquier dispositivo que tenga como objetivo verificar el cumplimiento de las tareas por parte del trabajador, pero siempre que no interfiera en los aspectos privados de su vida.

Gastos adicionales

Dar inicio a un acuerdo de teletrabajo no va a implicar alguna modificación respecto al salario ya establecido con el empleado, en ningún sentido. No obstante, la empresa está en la obligación de costear cualquier gasto relacionado con la implementación del trabajo a distancia.

Esto incluye un acuerdo de cesión de materiales, así como equipos y herramientas que son requeridas para el cumplimiento de las funciones.

De igual manera, la empresa deberá hacerse cargo de los gastos asociados a esta nueva actividad, como lo son el Wifi y la energía eléctrica. Por supuesto, todo esto bajo un común acuerdo.

Otros aspectos importantes

La nueva ley hace énfasis en que los empleados que opten por la modalidad de trabajo a distancia, contarán con las mismas obligaciones y deberes, que aquellos que lo hacen de manera presencial.

No existirá discriminación alguna, este aspecto se basa en los principios de religión y género, de esta manera evitar cualquier posible brecha salarial.

Por admin

error: Content is protected !!