Todo dueño de una empresa, no solo debe velar por su bienestar sino que existan para sus empleados las condiciones necesarias, para que estos estén satisfechos y  su vez esto repercutirá en la producción en general.

Cuando las condiciones de una empresa son desfavorables o deficientes, es normal que presente problemas en su trayectoria, ya que existe la posibilidad de que alguno de sus empleados realice una demanda en su contra.

La mayoría de las compañías tienden a competir para ofrecer las condiciones atractivas con la finalidad de atraer y retener las personas con experiencia y talento. Por ejemplo: Los cerrajeros muchos de estos al ingresar a una compañía deben tener conocimientos básicos del oficio.

Condiciones que los empleadores deben proporcionar

Existen leyes en algunos países que definen unas ciertas reglas que los empleadores deben proporcionar. Estos son:

Factores de higiene: Son las expectativas que los empleados deben tener en un ambiente de trabajo, cuando estas condiciones no se dan los empleados están insatisfechos.

Un empleado de oficina puede esperar una silla cómoda y un horario de descanso para comer. Si esto no se cumule la productividad será baja, y si no es un solo empleado sino varios esto empeora hasta bajar la productividad de la empresa.

Salud y seguridad: Es muy común que en una compañía existan empleados que se enfermen o lesionan, por lo que será necesario incluir procesos, procedimientos y equipos de seguridad.

La remuneración: Trata de que si existe un buen salario según la experiencia o talento del empleado este estará satisfecho y cumplirá sus funciones diarias.

Cuando el puesto o cargo del empleado es estresante, se puede fijar una remuneración más alta que la de un puesto que no tiene muchas actividades que realizar.

Si la carga de trabajo es de 40 horas semanales, puede ser ligero o moderado como son las reuniones largas es aceptable, pero si se le exige al empleado que trabaje 50 horas, en un trabajo que requiera esfuerzo, físico y mental será agotador.

Horario de trabajo: Todo empleador debe aplicar un horario estándar, ya que los cambios de horarios que varían de una semana a otra disminuyen la satisfacción de los empleados de manera tal que pueden dejar de laborar.

Los horarios no deben ser ni cortos ni largos, la primera puede no valer el esfuerzo de realizar un viaje o la interrupción del horario establecido de cada persona, la segunda demuestra que es agotadora para los empleados.

El trabajo en horas no estándar interrumpe la rutina diaria y la interacción social con otros trabajadores.

Equilibrio entre el trabajo y la vida privada: En este punto trata del grado que un empleado siente cuando su trabajo es un complemento para mejorar su calidad de vida privada en vez de reducirla.

El estrés a nivel laboral, esta relacionado con la carga de trabajo, el horario, las políticas de la empresa, los conflictos en el empleo, la queja de los clientes insatisfechos, reducen en todos los aspectos la satisfacción del empleado.

 

Por admin

error: Content is protected !!