{image}http://www.eldia.co/images/stories/030510/01.jpg{/image}A un día nos encontramos de cumplir un año de haber realizado los acuerdos de las mesas de concertación en la hermosa y prospera Tauramena, hecho que nos debe conducir mancomunadamente a realizar evaluación de los alcances, del estado y de su cumplimiento, además nos debe permitir racionalizar la experiencia y mirar qué tanto se ha avanzado en las relaciones sociales colectivas para la solución de los problemas igualmente colectivos, que  nos permitan evaluar lo que en el boletín 41 de 2010 señaló:

“Luego de un proceso de cinco (5) meses de arduas y extenuantes jornadas, de agravios, riesgos, señalamientos, dudas e indecisiones, campañas adversas, niveles organizativos experimentándose, compromisos inciertos en ocasiones sin desprenderse del individualismos, miedo a contrariar la devoción y la costumbre, perdida de fichas con arraigo social pero sin sentido colectivo, convulsiones internas, entre otras dificultades, se logra el día 25 de junio de 2010 hacer un acuerdo global en las cinco (5) mesas de concertación que se desarrollaron en Tauramena – Casanare, gracias a valores o cualidades fundamentales que opacaron el cúmulo de cosas negativas que rodeo el proceso dándole una significación distinta a las cosas, rompiendo su inercia, creando nuevos valores que las calamidades no pudieron destruir, y ello encarnó: el “creer en la lucha, en que las cosas son susceptibles de cambio y sobre todo creer en sí mismos no con un fin personal y mezquino de quienes lo entregaron todo por esta causa loable.”

Frente al tema laboral y de derechos humanos creemos que se han presentado mayores dificultades lo cual la nueva Junta Nacional del Sindicato ha hecho el compromiso de retomar y llevarlo hasta el nivel que le corresponde.

Sabemos que algunas empresas o tal vez personas encargadas de las direcciones de ellas en las regiones se han resistidoa la normalización de los acuerdos y las relaciones con la organización sindical, lo cual seguramente será tema intenso debate en los próximos meses, pues se trata de derechos fundamentales los que cruzan ese umbral de las relaciones con las empresas, que se miran en riesgo.

Además dar gracias a todos los sectores involucraos en el proceso de concertación, las cuales hoy reiteramos con solvencia, en el boletín 41 se dijo:

“Sin dejar nuestra modestia de lado y sin desconocer el aporte de los demás sectores involucrados, hoy queremos señalar como los principales protagonistas de esta gesta a los trabajadores, quizá muy pocos, que en nombre de todos y del pueblo tauramenero permitieron entregarle a su pueblo, asumiendo sacrificios propios y de su grupo familiar, un trozo de solidaridad y un ejemplo de dignidad, denuedo y persistencia.”

Esto lo recordamos, porque precisamente, ha sido este sector el demás sacrificio dentro del proceso y en el transcurso del tiempo que ha pasado desde la firma de los acuerdos a la fecha. Son varias las circunstancias, que nos permiten hacer tal aseveración: la situación de los dirigentes sindicales, como el presidente y el secretario general de la subdirectiva, de quienes el primero, fue trasladado de su lugar de trabajo producto de la persecución de que es objeto, el segundo, se le ha impuesto un veto para volver a trabajar en la región desde hace casi dos años. De otro lado, a los afiliados que participaron en el proceso de movilización y anormalidad han sido objeto de represalias directas, se les ha quitado la continuidad de la prestación de sus servicios con el manejo subrepticio de listas negras que manejan las empresas particularmente ISMOCOL para evitar el ingreso de los trabajadores, incluso, se han hecho manifestaciones en algunos frentes de obra de no darle oportunidad a esos trabajadores porque ellos hacen paro.

No obstante el ministerio de la protección social pese a que además de ser uno de los garantes en el proceso y tener en sus manos denuncias concretas deja que transcurra el tiempo, no obstante, ha de tenerse en cuenta el ministerio está funcionando a medias, porque se encuentra sin inspectores, lo cual ayuda al asentamiento de la impunidad.

A nuestro modo de ver, la empresa EQUION debe hacer mayores esfuerzos que nos permitan asegurar una duradera paz laboral y evitar la transgresión de los derechos fundamentales de los trabajadores/as y el respeto de los acuerdos en materia laboral y derechos humanos en donde se convinieron aspectos como estos:

-    BP (hoy EQUION) y sus contratistas reafirman el compromiso de no tomar retaliaciones como veto laboral u otro tipo de sanciones, en tal sentido asume el compromiso de respetar los derechos laborales individuales y colectivos.
-    Igualmente se obligaron al respeto del derecho de asociación de acuerdo con los convenios internacionales ratificados por Colombia y que hacen parte del bloque de constitucionalidad.
-    Se acordó la incorporación de anexos en los contratos nuevos sobre el respeto a la libertad sindical, lo cual pareciera que algunas empresas hacen caso omiso.
-    No sabemos cuál ha sido el papel de la función de seguimiento de la política laboral y del derecho de asociación que se creó en el sentido que las cosas poco han mejorado. Igualmente no sabemos qué ha pasado con el fortalecimiento de la función de ética para el cumplimiento de las garantías y el derecho de asociación.

En la ley de seguridad ciudadana aprobada y conciliada recientemente por el congreso de la república con la cual se hacen modificaciones a la legislación penal del país, se introdujeron mecanismos que aunque laxos, se pueden convertir en un elemento de defensa de los trabajadores. Ley, dicho sea de paso, por demás se convierte en una real restricción del derecho a la protesta social.

En el artículo 200 del código penal se aprueba la pena de prisión de entre uno (1) y dos (2) años, la cual se puede extender hasta tres (3) y cinco (5) años si concurren agravantes de la conducta.Estas penas se configuran contra quien impida o perturbe una reunión lícita o el ejercicio de los derechos que conceden las leyes laborales o tomen represalias con motivo de huelga, reunión o asociación legítimas. Estas penas se aplicarán a quienes con el fin de limitar los acuerdos convencionales celebren pactos colectivos superiores a los que hay en convenciones.

Consideramos que los trabajadores en el caso de Tauramena podemos hacer uso de tal norma en el momento que entre en vigencia con el fin de denunciar penalmente a los agresores de los trabajadores/as, sin demora alguna.

Si bien en las otras mesas los acuerdos han venido teniendo desarrollo, se hace necesario que en general los representantes en las mesas solicitemos en conjunto una reunión de seguimiento de los acuerdos donde hagan presencia los garantes.

De otro lado, los trabajadores para este próximo primero de julio tienen aumento de salaros de acuerdo con el texto del acuerdo firmado. El acuerdo señala que los salarios y los bonos tendrán un aumento a partir del primero de julio de 2011 del IPC + 1.15 puntos.

Es lamentable que se siga presentando en la región el tráfico con los puestos de trabajo, sin que nadie asuma el compromiso de acabar con este delito que viola el derecho fundamental al trabajo, y por lo menos priva de parte del salario a las familias que se ven obligadas pagar por el cupo de trabajo, la USO seguirá denunciando este atropello hasta que sus auspiciadores, cómplices, determinadores y los responsables sean conscientes de sus abusos y respondan ante la ley.

Nuevamente expresamos nuestros agradecimientos a todas las personas que hicieron posible la realización de las mesas.

VIVA LA UNIÓN SINDICAL OBRERA Y LA JUSTA PROTESTA DE LOS TRABAJADORES/AS
LA USO 88 AÑOS DE EXISTENCIA Y DE LUCHA SOSTENIDA POR LA DEFENSA DE LOS TRABAJADORES

Descargar documento en formato PDF.