{image}http://eldia.co/images/stories/211211/02.jpg{/image}La empresa Petrosantander en Sabana de Torres arremetió con la policía contra los trabajadores y la comunidad, quienes reclaman por mejoras  en salarios  y condiciones laborales.

Los trabajadores de la Empresa PETRO SANTANDER y la comunidad del Municipio de Sabana de Torres en el Departamento de Santander, al igual como lo vienen haciendo miles de trabajadores de la industria petrolera Nacional, decidieron no callar más frente a la sistemática violación de sus derechos sociales y laborales, esta vez alzaron su voz para exigir oportunidades de trabajo para la Mano de Obra Local, mejoras salariales y de las condiciones laborales en general, así como una mayor responsabilidad solidaria en materia de inversión social y restauración ambiental por parte de la Empresa Petrolera PETROSANTANDER.

Cansados de la falta de oportunidades, mientras  soportan la explotación del territorio, de sus recursos naturales y de sus hombres y mujeres; iniciaron de manera pacífica protestas contra la Empresa PETROSANTANDER,  las directivas de la Empresa a través de sus trabajadoras sociales, prometieron falazmente a los trabajadores un escenario de dialogo, mientras orquestaban con el Mayor de la Policía, Jairo Alonso Gómez correa; la brutal agresión de la que fueron objeto los inermes e indefensos obreros y personas de la comunidad.

Sabana de Torres, al igual que Provincia en Santander y San Martin en el Cesar; como muchos otros Municipios en estos dos Departamentos y del País, son zonas de producción Minera y energética, tanto petrolera como de Carbón, que su condición de progreso, bienestar y prosperidad bien podrían resumirse en las palabras del presidente de la Junta de Acción Comunal del Paso Cesar: “Da vergüenza, uno rodeado de tanta riqueza y en estos pueblos que deberían brillar, se sienta uno realmente acorralado por esas empresas mineras”. Es decir acorralado por los poderes dominantes y por la pobreza y la miseria misma.

La historia se repite aquí y allá; todo porque “El Rey no es Soberano”; y el Gobierno Nacional que repartió títulos mineros a diestra y siniestra; hecho a andar su locomotora Minero Energética, pensando solo en la Inversión Extranjera Directa - IED y las Multinacionales que la poseen; pero sin dimensionar los enormes pasivos ambientales y sociales que la extracción de los recursos naturales, tales como el petróleo, gas,  carbón, oro, plata, níquel, cobre, acero, bauxita, zinc, hierro, estaño y el Coltan, entre otros;  ya han generado y que ahora se ha convertido en una locomotora descontrolada y voraz que va arrollando al pueblo, sin ganarse la licencia social ni siquiera; bajo el pretexto de que pagan impuestos y regalías; bajo esa tesis es evidente que no solo van a contaminar el agua, a explotar los páramos, a saquear nuestras riquezas naturales; sino que también van a destruir el tejido social, a fomentar la corrupción y a generar unos daños ambientales que no se podrán reparar nunca.

La exigencia de los trabajadores de PETROSANTANDER ha sido respondida no que el dialogo que tanto predica el Gobierno Nacional; sino con la represión de la fuerza pública que a mansalva tomo por sorpresa a los trabajadores que esperaban a los representantes de la empresa que supuestamente venían viajando del exterior; lo cual dejó como saldo varias personas de la comunidad heridas y detenidos a: Carlos Andrés Delgado, Guillermo Ríos Méndez, Daniel Reyes Beltrán, Celene Pérez, Laurentino Mejía bravo   y Anderson Muñoz Rueda.

Responsabilizamos a PETROSANTANDER de los hechos ocurridos, especialmente a los señores Oswaldo Prada (Jefe Seguridad Física) Lilian Alfonso (Trabajadora Social); Lisa Marcela Barreto; de las consecuencias y reacciones a que ello conlleve por parte de los trabajadores y la comunidad, que hoy están ofendidos en su honor y su dignidad.

Así mismo hacemos responsables a los servidores públicos de la Policía Nacional; Mayor Jairo Alonso Gómez Correa, a la Teniente Carolina Vargas Chinchilla y a el Sargento Gerardo Parada Páez; por provocación e incitación a la violencia; así como por extralimitación en el cargo, abuso de funciones y uso excesivo de la fuerza; temas que serán puestos en conocimiento de la Procuraduría General de la Nación y demás Órganos de Control; así como de la Comunidad Internacional.

Denunciamos igualmente la actitud del señor Álvaro Benavides, presidente de Sintrapetrol; quien no viene actuando en favor del interés colectivo de la comunidad.  

Como Unión Sindical Obrera USO, como dirigentes, activistas y defensores de los derechos humanos; entendidos como derecho colectivo a un medio ambiente sano, derechos Económicos, sociales y culturales; y los derechos políticos; nos comprometemos a revitalizar el sujeto Histórico del Obrero, para enfrentar unidos la Locomotora Minero Energética del Capitalismo  ambicioso, salvaje y sangriento, que hoy maltrata y humilla la dignidad de las comunidades y los trabajadores.

Invocamos toda la solidaridad Nacional e internacional con este movimiento que clama por una justa distribución de la riqueza y condiciones dignas y decentes para los trabajadores, y un bienestar sontenible para las comunidades donde hoy se explotan los recursos naturales no renovables.

“LA LUCHA CONTINUA”


Descargar documento en formato PDF.

Pin It