Empresas contratistas del sector petrolero en el área de Castilla y Chichimene llegaron al Meta en la actitud de violar los términos para la contratación de trabajadores; y prácticamente
cuentan con el aval Ecopetrol.

La mayoría son procedentes de Barrancabermeja y llegan al área imponiendo condiciones que violatorias de los acuerdos de la USO con Ecopetrol. Por ejemplo, mantienen un  incumplimiento sistemático de la entrega de herramientas; pretenden cancelar salarios a nivel mercado a supervisores, pintores y capataces.

“Ecopetrol no está exigiendo aquel estudio de mercadeo que tienen que hacer para colocar los salarios. Y hoy les están pagando salarios irrisorios frente a las responsabilidades que tienen
ellos dentro de la empresa”, indicó Darío Cárdenas, directivo de la USO Meta.

La USO ha exigido y sostenido reuniones para mejorar las condiciones salariales. Algunas de las contratistas con estas irregularidades son: Rampint, Montajes Técnicos Zambrano e Ismocol.

“Estamos armando una estrategia grande de movilización para presionar el tema de la convención colectiva de trabajo, porque tenemos información que Ecopetrol no está en la mejor disposición para negociar”, agregó Cárdenas.

Esta estrategia incluye activar las mesas de negociación para tratar específicamente el tema de los trabajadores contratistas, que fueron conseguidas por la USO en un acuerdo con Ecopetrol y a la fecha no se han materializado. Precisamente, porque la violación a las condiciones laborales de los contratistas se ha vuelto un tema nacional.

Pin It