La USO Magdalena sostuvo una reciente reunión con el alcalde de Puerto Boyacá, Oscar Botero; representantes de la comunidad; y trabajadores de Parex Resources y Top Drilling, con el objetivo de resolver la delicada problemática social en el municipio.

El principal punto son los abusos de estas empresas en la contratación de mano de obra local. Otros temas importantes en debate fueron los salarios y garantías para los trabajadores.

El alcalde dejó ver su preocupación por la delicadeza de la situación, al punto que convocó a un grupo de funcionarios, que incluyó al inspector de trabajo y la gestora social, para hacer una investigación dentro de la empresa.

Wilfrido Peña, directivo de la USO Magdalena, dice que el ambiente no es el mejor. “Según lo que estamos viendo, las empresas no vienen con las ganas de negociar. La empresa Parex simplemente nos envía a la gestora social, lo cual demuestra que no tiene voluntad de negociación. Creo que esto nos va a llevar a una problemática social dura aquí en la región”.

De no haber resultados tras esta reunión, la subdirectiva espera reunirse con la USO nacional para tomar decisiones a futuro. Peña plantea, “vamos a empezar una protesta. Vamos a hablar con las comunidades y los trabajadores. Comenzaremos con las tareas políticas y sindicales que haya que realizar”.