48 nuevos despidos en la empresa Masa preocupan a la USO frente a la masacre laboral que se registra en el departamento del Huila. Unas 200 familias se han quedado sin el sustento, pero las petroleras siguen llevándose la producción.


“Ecopetrol y las empresas contratistas se han unido a raíz de la supuesta crisis del precio del petróleo, para comenzar a masacrar laboralmente el departamento del Huila. Ya van más de 700 trabajadores. A uno le preocupa cuando la producción sigue siendo la misma, lo que pasa es que no se gana la misma cantidad de plata. Los compromisos, el mantenimiento, la responsabilidad del campo sigue siendo los mismos”, anota José Marín, directivo de la USO Neiva.

La queja principal es porqué la reducción de costos no está en la burocracia y los excesivos salarios de los altos cargos. “Hoy Ecopetrol tiene más abogados que obreros”, precisa Marín. Y se apresura a preguntar: “¿Al Huila que nos está quedando, si se están llevando los mismos 29 mil barriles? No nos están quedando ni agua, las quebradas están secas, y ahora el desempleo”.

La USO ha procedido con las respectivas denuncias. Además, hace acompañamiento a los trabajadores y sus familias. Este jueves realizaron una jornada y han proyectado una asamblea para votar si irse a un paro. La USO cuenta en el Huila con más de 400 afiliados y en Masa, un 55% de la planta.

El paro es la última opción para confrontar esta política nefasta para el departamento. A la vez, que si siguen sacando trabajadores habrá un abandono del mantenimiento. “Si es que quieren botarnos que nos boten a todos, pero así gradualmente no podemos seguir resistiendo, cuando la producción es la misma”, sentenció Marín.

Pin It