José Orlando Salazar, presidente de la subdirectiva de la USO Huila, dio un informe de las problemáticas que los trabajadores enfrentan en este departamento en el sector petrolero.


Inicialmente, denunció que desde que se firmó la convención aún no se cumple a cabalidad el planteamiento de que los contratos pasen a convencionales.

Este es el caso de la empresa que maneja la parte de energía para sostenimiento de los balancines, donde los trabajadores todavía están mal clasificados e, incluso, los desmejoraron.

Quizás una de las irregularidades más graves es la imposición de turnos laborales de 12 horas. “Lastiman económicamente a los trabajadores y conllevan al estrés laboral, por eso, llegaron a unas agendas que no se han podido cumplir”, expuso Salazar.

Para tratar estos y otros temas han pedido una reunión con el Vicepresidente de producción, Héctor Manosalva. Básicamente no ha habido quien se responsabilice de estas situaciones porque Ecopetrol dice que es competencia de la regional y la regional asegura que lo debe tratar la gerencia nacional.

El presidente de la USO Huila enfatizó en la importancia de que Campo de Matachines, un campo misional que produce 5.500 barriles, pase a manos de Ecopetrol desde octubre para ser operado directamente. Así como con los campos Toldado y Piedras, en Tolima, que piensan entregárselos a Hocol.

Pin It