Hace tres días permanecen encadenados varios trabajadores despedidos de empresas contratistas de Ecopetrol por condiciones de salud, realizan una protesta en la puerta del 25 esperando una respuesta a su situación de salud y laboral porque llevan años a la expectativa.

Robinson Guerra Cuadros, extrabajador de una empresa contratista de Ecopetrol, es uno de ellos. En el 2009 lo despidieron a pesar de su condición de vulnerabilidad por una enfermedad de origen laboral.

Desde el martes 6 de febrero a las 8 de la mañana se encadenaron a la puerta de la refinería de Barrancabermeja y permanecen en huelga de hambre. Ni siquiera una ambulancia ha llegado a revisar sus signos vitales.

“El 23 de julio de 2009 yo tuve un accidente con H2S (ácido sulfhídrico), donde hay varios diagnósticos y Ecopetrol no se responsabiliza de nosotros porque no éramos trabajadores directos. Pero nosotros no nos accidentamos con unas tijeras, nos accidentamos con gases tóxicos de Ecopetrol, no de la empresa contratista”, afirmó Guerra Cuadros.

“Aquí nos sacarán muertos”, sostuvo el extrabajador. La fuerza pública intentó desalojarlos por la fuerza, pero ellos continúan en resistencia.

“Necesitamos que ellos nos resuelvan la situación porque estamos en una crisis económica, en nuestras familias, llevando del arrume. No han hecho un llamado ni han tenido la gentileza de hablar con nosotros. Lo que queremos es que Ecopetrol asuma su responsabilidad como empresa”, agregó.

Pin It