Las intenciones tanto del gobierno como de la administración de Ecopetrol son acabar con el régimen especial de salud de sus trabajadores, quitando la prestación directa del servicio. Tales pretensiones llevarían a condiciones de Ley 100 a uno de los pocos buenos servicios que quedan en el país.


Ecopetrol cuenta con un régimen especial de salud, concedido por el artículo 279 de la Ley 100. El régimen se acordó en 1993 y establece una excepción, que no es un privilegio. No se trata que los trabajadores de Ecopetrol sean diferentes al resto de la población colombiana, sino que el sustento es la exposición que tienen a los riesgos físicos, químicos, medioambientales y de fuerza, propios de la industria petrolera.

A partir de este concepto, son de resaltar la oportunidad, la calidad y la eficiencia de los servicios, las cuales redundan en la prevención y en atender realmente a sus beneficiarios. Los beneficios son tales que la expectativa de vida de un trabajador de esta empresa está 20 años por encima de la de un colombiano en Ley 100.

Contrario a lo que podría pensarse, la Unión Sindical Obrera propone extender estas ventajas a todos los colombianos. “Estamos convencidos de que el régimen de ley 100 que existe en el país es fracasado, mercantilista. Por eso, planteamos que hoy el gobierno debería tomarlo como modelo para atender al resto de la población del país, manifestó David Mauricio Gómez, dirigente de la Unión Sindical Obrera.

La intención de Ecopetrol es otra. En Orito, Tibú y Barrancabermeja pretenden tercerizar los servicios. Por ejemplo, en la Policlínica de Barrancabermeja quieren tercerizar un área que es fundamental, servicios generales y lavandería, con lo cual sacarían a 12 trabajadores que laboran en esa instancia.

Desde el 2008, la USO hizo la propuesta sobre la mesa, que contenía desde lo político hasta lo técnico. Incluso, estableció contacto en La Habana con el sindicato de trabajadores de la salud de Cuba con el objetivo de traer aspectos a Colombia. Allí cuentan con un modelo a nivel mundial basado en la cobertura total y enfocado a la prevención.

No obstante, la posición de Ecopetrol es arrogante. Desde el año pasado, viene una discusión ante la implementación de un nuevo modelo que se basa en darle a administrar la prestación a una EPS. Hace cuatro semanas enviaron una notificación a la USO donde aseguran que van a imponer el modelo y esta semana notificaron la tercerización de las áreas mencionadas como el inicio del plan.

La USO viene adelantando una serie de campañas de concientización. Un trabajo pedagógico para explicarles a los 70.000 usuarios que pertenecen al régimen y al resto de la población porqué es importante que Ecopetrol siga manteniendo su régimen de excepción.

El ejercicio se desarrolla con visitas a los sitios de trabajo y contactar con las otras organizaciones sindicales del país. A partir de la próxima semana, la organización sindical inicia una serie de talleres y conversatorios para empezar una movilización por la defensa de los derechos plasmados en la convención colectiva. El martes 24 de mayo, habrá un primer taller en las instalaciones de la USO en Barrancabermeja.

La USO busca concientizar a directivos, pensionados y trabajadores en general que este tema les toca a todos por igual. Unificar acciones para defender los servicios de salud.

Pin It