{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/fetera.jpg{/image}Nos ha producido alarma una nueva denuncia de la Junta Directiva Nacional de la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo (USO) en la que se manifiesta el seguimiento ilegal que a las organizaciones sindicales se les está haciendo violando el libre ejercicio sindical al infiltrar agentes de inteligencia en escenarios de negociación laboral coactando sus derechos de asociación, de libertad sindical y sobre todo  el derecho a la negociación colectiva.


Junto a la directiva de USO reclamamos del gobierno colombiano y en especial del señor  Presidente de la República:

Exigir que la empresa multinacional  Española CEPCOLSA - CEPSA y ECOPETROL S.A., dueños del Contrato “Caracara” en el municipio de Puerto Gaitán departamento del Meta, asuman su responsabilidad en dar solución a la grave problemática que hoy viven cerca de 1100 trabajadores, que por reclamar el cumplimiento de la legislación laboral y el respeto a sus contratos de trabajo, están a punto de ser despedidos, generando con ello un grave problema social en la zona. Debe instalarse de inmediato una mesa de negociación que nos permita resolver este conflicto laboral.

Se solicite al Ministerio del Interior y de Justicia, la Vicepresidencia de la República y al Ministerio de Minas y Energía,  se instale lo más pronto posible un escenario de discusión con las comunidades, los gremios, los sindicatos y las empresa petroleras PACIFIC RUBIALES, CEPCOLSA, HOCOL Y ECOPETROL S.A., para abordar los diferentes problemas económicos, laborales, ambientales y culturales, derivados de la explotación petrolera  en esta región del país.