{image}http://lh5.googleusercontent.com/-G4TxKVrVbYk/UdWfTMzTjSI/AAAAAAAABLU/cZcWTsDrz04/s400/002.jpg{/image}Las audiencias en el tribunal de Basora, programadas originalmente para el 20 de marzo, el 7 de abril, el 2 de mayo, el 19 de mayo, el 3 de junio y el 17 de junio fueron aplazadas

, todas, al no poder aportar el Ministerio de Petróleo, la Southern Oil Company (SOC) ni sus representantes legales ninguna prueba en apoyo de sus alegaciones de que Hassan Juma’a era culpable de debilitar la economía iraquí organizando huelgas ilegales y criticando públicamente la privatización del petróleo iraquí..

Hassan es el presidente del afiliado a la IndustriALL la Iraqi Federation of Oil Unions (IFOU), el principal sindicato de trabajadores del petróleo en el sur del país. Tras el veredicto, Hassan declaró:

"Esta victoria es una victoria de todo el movimiento sindical en Iraq y que nos servirá de inspiración para seguir luchando por los derechos de los trabajadores y por una ley laboral justa. Es la primera vez que se ha utilizado esta legislación para perseguir a un sindicalista iraquí de esta manera, y nuestra victoria sienta un precedente importante. La solidaridad internacional y los mensajes dirigidos al ministerio y al primer ministro han influido considerablemente en el veredicto. Estoy agradecido de todo corazón a cuantos nos han apoyado."

En la audiencia del 1 de julio se tardó menos de 30 minutos en tomar la decisión de retirar los cargos, después de que el abogado de la compañía y el fiscal repitieran las acusaciones contra Hassan, pero al mismo tiempo confirmaran que las actividades de Hassan no habían causado daños. El fiscal pidió que se cerrara el caso y se retiraran las acusaciones. En esta ocasión, el abogado de Hassan no tuvo siquiera necesidad de presentar su defensa.

De haber sido declarado culpable se le hubieran podido imponer fuertes multas y una condena de hasta tres años de prisión. Es la primera vez que a un sindicalista iraquí se le acusaba con arreglo al código penal 111-1969, una ley arcaica que utilizaba el régimen de Saddam Hussein para reprimir a los funcionarios del Estado.

La IndustriALL Global Union organizó una campaña internacional en apoyo de Hassan. Asistió a la reciente reunión del Comité Ejecutivo de la IndustriALL, donde, después de una apasionada presentación de la situación, los delegados de todo el mundo prometieron apoyarle, así como a su sindicato, y pidieron que esas falsas acusaciones se retiraran inmediatamente.

Sindicatos afiliados de toda la región de Oriente Medio y África del Norte (OMAN) habían tomado anteriormente decisiones similares.

Este caso pone de relieve la importancia de la campaña internacional por una ley laboral justa en Iraq. La represiva legislación laboral de la era de Saddam tiene que ser sustituida por un proceso del que formen parte los sindicatos nacionales y en el que se establezcan leyes en conformidad con las normas internacionales y los principios fundamentales de la OIT.

El secretario general de la IndustriALL, Jyrki Raina, felicitó a Hassan:

"Todos estamos encantados de que este maliciosa ataque a usted y al sindicato que dirige haya acabado con su total exculpación. Prometemos mantener el apoyo internacional a sus luchas por los trabajadores del petróleo en Iraq y le aseguramos que la campaña a favor de una Ley Laboral justa y conforme los principios de la OIT en su país será una de las máximas prioridades de nuestra labor en su región. ¡Enhorabuena por la victoria!"

[VIDEO]|? IRAQ: IndustriALL speaks to Hassan Juma'a, May 2013