Desde las épocas de “la seguridad democrática” fue de común ocurrencia la aparición de todo tipo de panfletos, amenazas y estigmatizaciones cada que se desataba un conflicto laboral o una movilización social. O bien aparecía un panfleto firmado por paramilitares, señalando al sindicato de querer hacerle daño a la empresa, o bien una declaración de gobierno o militares afirmando que una protesta estaba “infiltrada” por la guerrilla.

Leer más...