El 21 de febrero del años 2017, en las instalaciones de la Refinería de Cartagena, el acceso a través de tarjetas fue bloqueado a los Dirigentes de la USO Nacional, quienes debían realizar actividades concernientes a su labor de representantes de las y los trabajadores de la Estatal Petrolera, Ecopetrol.

El día 28 de febrero de 2017, nuevamente se presenta la situación de bloqueo de acceso, en las instalaciones de la Refinería de Cartagena, a los dirigentes sindicales, con el agravante, y según documento del Inspector de Trabajo y seguridad Social, de la Dirección Territorial Bolívar del Ministerio de Trabajo, que al interior de las instalaciones de Ecopetrol había presencia de la fuerza publica, es decir, la empresa se encontraba militarizada. Así mismo, se lanzaron gases lacrimógenos y el referido inspector constata presencia de integrantes de la Policía Nacional armados.
Como se puede observar, estos hechos de violencia empresarial no son nuevos, el 27 de mayo de 2016, la dirigente Sindical de la subdirectiva SUO, Dibeth Quintana, se encuentra con que su acceso a las instalaciones de la Refinería de Barrancabermeja ha sido bloqueado; lo indignante y grave de este hecho es que en razón a la justa insistencia de la Dirigente para ingresar a reunión acordada con un trabajador, y de la que había oportunamente informado a la administración de Ecopetrol, es que, y derivado del bloqueo, se termino en un hecho de VIOLENCIA DE GÉNERO, contra nuestra compañera.
Ahora, en el marco de la Negociación de la Convención Colectiva de Trabajo, y como parte de nuestras actividades de pedagogía hacia nuestros y nuestras compañeras trabajadoras, Ecopetrol ha recurrido a la estrategia de bloquear el acceso de los dirigentes sindicales a las instalaciones, lo que nos preocupa es esperar en qué momento eleva sus acciones y somos VICTIMAS DE SITUACIONES violentas, ya sea militarizando, infringiendo así el DIH, o a través de la “seguridad” de las instalaciones.
Simultáneamente este 6 de septiembre los trabajadores de Subdirectiva Centro realizaron una actividad de apoyo a la negociación del pliego e inmediatamente Ecopetrol, en su acostumbrada política anti-sindical, procedió a anunciar la apertura de procesos disciplinarios y otras acciones que indudablemente contribuyen a enrarecer el ambiente laboral.
Hemos dicho una y otra vez que la USO tiene toda la disposición a adelantar unas conversaciones tranquilas con Ecopetrol para encontrar una solución constructiva al pliego, sobre el principio de progresividad de los derechos, esperamos que la empresa renuncie a las represalias y contribuya a un acuerdo que favorezca a las partes.

Comisión Nacional de Derechos Humanos y Paz de la Unión Sindical Obrera –USO

Pin It