Una andanada de agresiones por parte de la fuerza pública padecieron los trabajadores contratistas de Ecopetrol que adelantaban un paro de 24 horas y mítines en todo el país, en protesta por la política de precarización que la petrolera estatal viene implementando para los vigilantes, aseadores, personal de cafeterías y demás contratistas de labores “no propias de la industria petrolera”, a quienes les redujeron el salario y les quitaron el transporte y la alimentación.


La agresión más violenta se registró en Reficar-Cartagena, donde 3 trabajadores resultaron heridos y 4 fueron detenidos. También en Bucaramanga y Barrancabermeja el Esmad y la Policía arremetieron contra los trabajadores.

Pin It