El día 14 de junio el Consejo de Ministros de Juan Manuel Santos aprobó la venta de Propilco y Comai como parte del llamado “plan de desinversiones en activos no estratégicos”.


Propilco y Comai son  empresas que se “dedican  a la producción y comercialización de materias primas esenciales para la industria del plástico como Polipropileno, Polietileno y Masterbatch.” Es la mayor petroquímica de Colombia, el mayor proveedor de polipropileno del país, y el mayor productor de resinas de la región andina. Aun así, la Junta Directiva de Ecopetrol, comandada por Juan Carlos Echeverry, define a Propilco como un activo no estratégico, con el objetivo de justificar su venta. Los productos generados por Propilco hacen parte de la vida diaria de todos los colombianos.

Ecopetrol reportó que en el 2015 Propilco acumuló un patrimonio de $1,32 billones de pesos y activos por $1,8 billones en el tercer trimestre de ese año. Entre enero y septiembre del año pasado, las ventas de Propilco sumaron $1,35 billones de pesos, un incremento del 11,4%, y utilidades por $119.403 millones de pesos a diciembre del 2015.

Propilco y Comai tienen una característica adicional: son contracíclicas. Esto quiere decir que la caída de los precios del petróleo no lo afecta, todo lo contrario, ya que su materia prima, el petróleo, baja de precio.

Credicorp Capital calculó y concluyó que el valor de Propilco podría estar entre $1,42 billones y $1,89 billones de pesos.

Cuando Ecopetrol anunció la compra de Propilco y Comai en 2007, Javier Gutiérrez Pemberty, en ese entonces presidente de Ecopetrol, se refirió en estos términos a la transacción: “Esta adquisición tiene un enorme valor estratégico para Ecopetrol pues se aprovecharán sinergias entre la exploración, la producción, la refinación y el resto de la cadena petroquímica”. El precio que pago Ecopetrol al Grupo Sandford fue de MU$690 millones y hoy se pretende entregarla por no más de MU$395 millones a valor presente.

Al cambiar Propilco su denominación a Esenttia, se define a sí mismo “vital para la industria y esencial para la vida de las personas”, definición que compartimos, motivo por el cual es esencial y vital evitar la venta de Propilco a extranjeros, y garantizar su existencia como una empresa pública, parte del Grupo Empresarial Ecopetrol. De igual forma, debemos proteger el carácter público e integral de Ecopetrol frente a la clara intención de Juan Manuel Santos, Mauricio Cárdenas y Juan Carlos Echeverry de desmantelar la principal empresa estatal de los colombianos, con el objetivo de hacer fácil e imperceptible su privatización. Ya lo dijo Benjamín Franklin: “La necesidad nunca hizo buenos negocios”.

PORQUE PROPILCO ES ECOPETROL, ES COLOMBIA
NO A LA VENTA DE PROPILCO!

Pin It