La USO se ha unido con los sectores sociales en el país consolidando Comités Cívicos, con los cuales adelanta la campaña por la defensa de Ecopetrol. Uno de los primeros en formarse fue el de Barrancabermeja, clave por el progreso de la región.


En el caso de Barrancabermeja y el Magdalena Medio, uno de los ejes principales en este sentido es la defensa del proyecto de Modernización de la Refinería de Barrancabermeja. El PMRB fue archivado por el presidente Juan Carlos Echeverri.

“Eso ha generado fuertes impactos negativos sociales y económicos en la región. En correspondencia, el tejido social del municipio, incluyendo al alcalde, al concejo, los gremios, la Cámara de Comercio y la Unión Sindical Obrera, decidieron aglutinarse en un espacio denominado Comité Cívico de Barrancabermeja con la función de empezar, a sensibilizar, a movilizar esfuerzos, a aglutinar las fuerzas vivas de Barrancabermeja y la región alrededor de un proyecto tan estratégico para el país, como lo es la Modernización de la Refinería de Barrancabermeja”, indicó Martín Ravelo, directivo de la USO.

La Unión Sindical Obrera ha venido realizando reuniones. Como resultado, ya se constituyó el Comité Cívico Local en el municipio. La semana en curso habrá un encuentro con la bancada parlamentaria santandereana en Bucaramanga, en el que participarán los gremios económicos, sectores políticos y los empresarios de Santander, para crear el Comité Cívico Departamental.

Luego, esperan socializar los resultados el día martes en Bogotá, día del lanzamiento de la campaña por la defensa de Ecopetrol a nivel país, con el fin de mostrarlo como un ejemplo digno de emular en el resto de las regiones. Representaría un gran impulso a los demás ejes por la defensa de la empresa, patrimonio público del pueblo colombiano.

Ravelo es enfático al concretar la importancia del PRMB: “Sin ese proyecto, la refinería tendría los días contados. Representaría unas implicaciones gravísimas para el país, porque profundizaría la importación de combustibles, especialmente el diesel, y eso significaría un impacto en los bolsillos de los colombianos y colombianas”.