No renunciar a la construcción de la paz

La inercia del conflicto armado sigue cobrando nuevas víctimas en todo el país.  El pasado domingo, 21 de Enero de 2018, fue asesinado el compañero VICTOR MANUEL BARRERA, electricista  de la empresa contratista COFIPETROL, desde hace 6 años y afiliado a la USO Arauca desde hace 27 años. Y el pasado 22 de Enero del año en curso, en la vía que comunica a Cúcuta con Tibú fue asesinado el compañero WILMER GUSTAVO ANGARITA PEDRAZA, quien se movilizaba en su vehículo personal, este compañero laboró para Ecopetrol S.A., desde el año 2003 hasta el 2009, año en el cual fue injustamente despedido. Hasta el momento los móviles de los hechos son desconocidos.

El compañero Victor Manuel Barrera resulto muerto, luego de un intercambio de disparos entre personas armadas, de grupo criminal hasta ahora desconocido, y escoltas de la Unidad Nacional de Protección de una Comisión de integrantes de la FARC, partido político en la legalidad, que se encontraban  en una reunión del Plan de Sustitución de Cultivos de uso ilícito.  Henry Pérez y Juan Torres, excombatientes de la FARC, contra quienes estaba dirigida la emboscada, resultaron ilesos. Estos hechos luctuosos ocurrieron en la Vereda El Oasis, sitio conocido como La Bodega, que pertenece al municipio de Arauquita.

Este hecho como el asesinato de dos dirigentes indígenas de la comunidad Julieros del municipio del Tame, aumentan  la incertidumbre que existe sobre la implementación de los Acuerdos entre el Gobierno Nacional y la FARC y anima a los promotores de la guerra, para  que Colombia regrese a la inhumana confrontación armada que arrojo más de 300.000 muertes y destrucción del tejido social en las Regiones.  De igual manera, lo aprovecharan para posicionar candidatos o candidatas que no les importa ni el proceso de Diálogo entre el Gobierno Nacional y el ELN y menos que se consolide una paz con justicia social.

Al compañero VICTOR MANUEL BARRERA “El Gato” fue un hombre muy querido en Arauquita, luchador social y amante de la paz para su Región.  A sus dos hijos, esposa y familiares les hacemos llegar nuestras sinceras condolencias, de igual manera a los familiares del compañero Wilmer Angarita  lo integran su señora madre (Isabel Pedraza) su esposa (Yaline Rámirez Martínez) y dos hijos (menores de edad

Hacemos el llamado al pueblo de Colombia, para no desistir en los esfuerzos de paz que ya se encuentran avanzados, pese a los numerosos obstáculos, no podemos regresas a esa” horrible noche”.

UNIÓN SINDICAL OBRERA DE LA INDUSTRIA DEL PETROLEO -USO-

COMISION NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS Y PAZ –USO-

Bogotá, 23 de enero de 2018.

Pin It