La mayoría del pueblo colombiano sabe que el gobierno de Venezuela ha sido importante en los logros alcanzados durante el proceso de paz de Colombia.

Especialmente en el Acuerdo suscrito entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP y en la concreción de la Mesa de Diálogo con el ELN. Para el actual gobierno de Colombia esto no tiene importancia, ni el Acuerdo de Paz ni el aporte del hermano país. Otra prueba es la expulsión por parte de sus organismos de cohesión, Migración Colombia en este caso, del ciudadano venezolano CARLOS MANUEL PINO GARCÍA, ayer 19 de diciembre de 2018.

La UNION SINDICAL OBRERA DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO –USO- rechaza la detención y expulsión arbitraria de CARLOS MANUEL PINO GARCÍA, funcionario de la Embajada de Venezuela en Colombia y residente en Colombia desde hace 18 años. Carlos es el encargado de las relaciones de su embajada con representantes institucionales, dirigentes sindicales y sociales, siempre en la idea de mejorar las relaciones entres los dos países y apoyando el proceso de paz en Colombia.

Su expulsión, ilegal, se agrava por cuanto a Carlos lo separan de su hijo, menor de edad, y de su esposa, ambos de nacionalidad colombiana, violando normas de la Convención Internacional sobre los Derechos de Niñas y Niños, adoptada por la ONU en noviembre de 1989 y que hace parte del Bloque de Constitucionalidad en Colombia, cuyo derecho humano básico es estar bajo la protección de su madre y su padre. Nos recuerda este episodio las imágenes de niños y niñas arrancados de sus padres, hace apenas unos meses por el gobierno inhumano de los Estados Unidos.

La compañera Gloria Flórez Sneider, es reconocida por su trabajo en Derechos Humanos desde hace más de 30 años, integrante de partidos de oposición, ex-parlamentaria del Parlamento Andino y actualmente de la Colombia Humana. Fue electa Senadora y en estos momentos su curul está en litigio para recuperarla.

Solicitamos al gobierno colombiano a que la medida que afecta gravemente la vida familiar e institucional de Carlos sea revocada, por cuanto Migración Colombia no ha demostrado que haya cometido algún delito en territorio colombiano.

Responsabilizamos al gobierno colombiano y a las autoridades colombianas por la integridad de la compañera Gloria Flórez y su hijo, así mismo, exigimos el debido respeto de los derechos y el debido proceso de Carlos Manuel Pino García.

Bogotá, 20 de diciembre 2018.

COMISION NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS Y PAZ
UNION SINDICAL OBRERA DE LA INDUSTRIAL DEL PETROLEO –USO-

Pin It