La Vicepresidencia de Talento Humano de Ecopetrol cito al compañero ARIEL CORZO, directivo de la USO, a rendir descargos, “atendiendo comunicación” del Representante Legal de la Empresa TECNORIENTE WELL SERVICES AND GENERATION S.A.S la cual es Contratista de OCCIDENTAL ANDINA LLC, que a su vez es contratista de Ecopetrol.

Es decir, Ecopetrol pretende establecer un proceso disciplinario a un dirigente sindical por unos hechos que supuestamente ocurrieron en TECNORIENTE WELL SERVICES AND GENERATION S.A.S que ni siquiera es su contratista directa, todo lo cual representa no solo un adefesio jurídico sino un atropello al ejercicio sindical.
Varias veces la USO ha denunciado como una empresa Estatal, como Ecopetrol, que debiera ser ejemplo ante el resto empresariado privado de reconocimiento y respeto a las leyes de la República y la legislación laboral, es para asombro de todos, una de las más comprometidas en el incumplimiento de la convención colectiva de trabajo, en la judicialización de la actividad sindical, la precarización laboral (que permite a través de la tercerización laboral generalizada) y la política anti-sindical que ha llevado hasta el extremo de agredir físicamente a mujeres trabajadoras, como ocurrió con el caso de la compañera Dibeth Quintana, también dirigente de la USO.
Todos estos hechos, son un producto monstruoso de la política de tercerización laboral, permitida por un Estado neoliberal, como el Colombiano, que impuso la llamada flexibilización laboral para facilitarle a las multinacionales la sobre-explotación de los
trabajadores, exonerándoles de cumplir las normas, permitiéndoles el trabajo precario y la remuneración desigual con la de otros trabajadores que realizan la misma labor.
Este llamado a descargos es abiertamente ilegal, son descargos por encargo, para seguir limitando la actividad sindical. Es paradójico que Ecopetrol desconoce permanentemente los derechos de los trabajadores contratistas, pero al mismo tiempo es cómplice y favorece los intereses de las empresas contratistas cuando se trata de vulnerar los derechos laborales y las libertades sindicales.
Es necesario que el Ministerio del Trabajo abandone su carácter patronal y ejerza una verdadera vigilancia para impedir la violación sistemática de las leyes laborales y los convenios internacionales de la OIT, que proteja y defienda los derechos de los trabajadores y sancione ejemplarmente a aquellas empresas multinacionales que atropellan la dignidad humana de los trabajadores.


Bogota, octubre 25 de 2018.

Comision Nacional de Derechos Humanos y Paz de la USO

Pin It