Son veinte años de impunidad de la masacre cometida por el grupo paramilitar denominado Autodefensas Unidas de Santander y Sur de Cesar (Auscac) que operaba –operan- en el Magdalena Medio, al mando de Julian Bolívar, que causó la muerte de 7 personas y 25 más aun permanecen desaparecidas.

 

Pin It