Ante la indiferencia, que raya en complicidad, del gobierno nacional y departamental, la crisis humanitaria de la Región del Catatumbo sigue empeorando. Si bien la actual situación se agravó a partir del pasado 14 de marzo cuando se enfrentaron el ELN y el EPL en Teorama, Provincia Ocaña, causándose varios muertos; el deterioro de las condiciones de vida de sus habitantes por razón del conflicto armado viene desde hace décadas.