Valoramos la opción de retirar y presentar nuevamente el pliego de peticiones.


No entendemos la actitud y el comportamiento de la empresa NAVIERA FLUVIAL COLOMBIANA quien siempre dijo que acataría lo que diría el Ministerio del Trabajo y esta autoridad determinó que por violar el artículo 433 del Código Sustantivo del Trabajo debería pagar al SENA más de 1600 millones de pesos de multa. La sanción está ejecutoriada y el SENA ya tiene en sus manos el valor de la sanción.

También inició contra la USO más de 200 demandas que buscan declarar ilegal las afiliaciones de sus trabajadores en el sindicato. La primera salió a favor de la USO y la segunda a favor de ellos. Ambas se resolverán en el Tribunal y quizá lleguen a la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia por lo que es algo a lo que le falta mucho camino, pues este sindicato agotará todas las instancias nacionales e internacionales para defender el derecho de asociación y la primacía del Convenio 87 de la OIT.

Lo peor de esta situación es que la sanción contra TRANSFLUCOL será más alta y correrá la misma suerte, pero esta empresa no tiene el musculo financiero de NAVIERA. Le propusimos un acuerdo para pedir al Ministerio no ejecutar la multa que incluso ya tiene la firma de nuestro presidente pero que le falta la firma del representante legal de la empresa. La empresa, al parecer, instigada por sus colegas de NAVIERA le pide que resista esta pelea que durará unos años más en los estrados judiciales, como si este fuera el único problema que tuvieran. TRANSFLUCOL es una empresa que está a punto de entrar en insolvencia y a la cual la USO le ha dado la mano, lo cual, seguramente no hará NAVIERA FLUVIAL COLOMBIANA.
Ante este limbo en el que nos encontramos con NAVIERA FLUVIAL COLOMBIANA, estamos considerando la opción de retirar el pliego y presentarlo nuevamente para que la empresa vuelva a ser investigada y sancionada o iniciar un proceso laboral ordinario para que judicialmente se obligue a negociar con la USO.

Estamos haciendo todas las valoraciones jurídicas del caso y esperamos de las empresas una señal positiva para que en el marco de nuestras diferencias podamos resolverlas en el marco del dialogo social, hoy tan necesario en nuestro país.

¡VIVA LA UNIÓN SINDICAL OBRERA… VIVA!


ABAJO LA INTRANSIGENCIA PATRONAL DE NAVIERA Y TRANSFLUCOL… ABAJO!

 


Redactó: Junta Directiva Nacional 2 de agosto de 2018.

Vamos a instruir a dirigentes y a trabajadores sobre el derecho de huelga.


La empresa miente para deslegitimar el derecho de huelga. Pone a sus jefes, coordinadores e ingenieros a repetir el libreto que ya les trazaron, pero sin argumentos jurídicos que sean respetuosos de la verdad. Ecopetrol se niega a reconocer los avances que ha tenido la ley y la jurisprudencia en los últimos años y viene sosteniendo el mismo libreto que siempre saca en todas las negociaciones y ante cualquier anuncio de huelga que hace el sindicato. La empresa tiene en su asesoría al mismo equipo jurídico que contrató Avianca para intentar ganar opinión pública a su favor y desconocer los derechos de los trabajadores, pero a diferencia de los pilotos, nosotros hemos recorrido un largo camino por reivindicar el derecho de huelga, no solo en el escenario nacional sino en el internacional.
A pesar de su intento, el mismo abogado externo de la empresa, en un artículo académico y jurídico dice con claridad que: “Aun cuando la C-796 de 2014 declara exequible la norma demandada del articulo 430 citado y exige al congreso la expedición de una ley que regule la noción de lo público esencial, sus considerandos abren la discusión sobre la posibilidad de las huelgas parciales, cuando resulte demostrable que la actividad productiva asociada a los hidrocarburos (petróleo), no afecte el abastecimiento normal de combustibles en el país, bien sea por la temporalidad del cese o por las actividades operacionales que se puedan ver afectadas.”1
Primero que todo hay que señalar que la USO, respetuosa del derecho laboral colectivo colombiano, pidió en el pliego de peticiones conformar una comisión para establecer servicios mínimos en el caso de que el conflicto colectivo termine en huelga. La empresa guardó silencio. Si la empresa se niega a negociarlos, el sindicato, a través de una comisión
técnica, promete garantizarlos. Desde el pasado 5 de abril el Ministerio del Trabajo quedó con el compromiso de convocar a los diferentes actores interesados, actuación que no ha efectuado.
Segundo, la empresa miente cuando dice que Ecopetrol presta un servicio público esencial y por lo tanto no se puede hacer huelga y el conflicto terminaría automáticamente en un tribunal de arbitramento. La sentencia C-796 de 2014 señala con precisión los siguientes apartes: (…) “587. No constituyen servicios esenciales en el sentido estricto del término: “– “los sectores del petróleo (véanse Recopilación de 1996, párrafo 545; 302.º informe, caso núm. 1849, párrafo 204; 306.º informe, caso núm. 1865, párrafo 332; 337.º informe, caso núm. 2355, párrafo 630 y caso núm. 2249, párrafo 1478);”2
La misma sentencia señala que: “…específicamente en materia de petróleos, el Comité ha precisado que las actividades asociadas a él son un servicio público de gran importancia, razón por la cual puede ejercerse el derecho a la huelga siempre y cuando se establezca “…el mantenimiento de servicios mínimos negociados, concertados entre los sindicatos, los empleadores y las autoridades públicas en caso de huelga, de manera de asegurar que las necesidades básicas de los usuarios de los servicios son satisfechas”3.
“En suma, desde el punto de vista material, la Sala concluye que las actividades a las que alude el literal bajo examen se relacionan con un servicio trascendental, de modo que en caso de que se ejerza la huelga, deben acordarse mínimos de prestación con el fin de no afectar de forma desproporcionada a los usuarios.
En conclusión, la industria de los hidrocarburos es un servicio trascendental pero no esencial y la huelga es permitida siempre y cuando se garanticen servicios mínimos, los cuales, para ser respetuoso de los derechos de los terceros, hemos pedido acordar, pero la empresa se ha negado a hacerlo y el Ministerio del Trabajo tampoco ha hecho lo propio.
El sindicato prepara toda una campaña de sensibilización, difusión y explicación sobre el derecho de huelga en la empresa que en todo caso será respetuoso de los procedimientos establecidos en la legislación laboral colombiana para buscar el éxito logrado por las huelgas de 1946 y 1948, ésta última, la que dio nacimiento a Ecopetrol, patrimonio de todos los colombianos que seguiremos defendiendo.

¡VIVA LA UNIÓN SINDICAL OBRERA… VIVA!
VIVA NUESTRO JUSTO PLIEGO DE PETICIONES… VIVA!

Redactó: Junta Directiva Nacional 1 de agosto de 2018.